Temperatura

Temperatura  Hay 16 productos.

por página
Mostrando 1 - 15 de 16 artículos
Mostrando 1 - 15 de 16 artículos
Temperatura

Es muy importante tener siempre controlada la temperatura en el cultivo. Por encima de 28ºC o por debajo de 18ºC repercutirá en la producción final, además puede facilitar la aparición de plagas y hongos.  Aquí podéis encontrar calefactores, termómetros, etc,… para tenerlo todo bajo control.  Para vigilar de cerca en todo momento la temperatura es recomendable utilizar como mínimo un termómetro que tenga memorias de máximas y mínimas registradas, es una solución económica y aceptable.  Existen controladores que activan o desactivan una estufa, un aire acondicionado… manteniendo siempre el valor de temperatura programada.

La temperatura del cultivo de interior de marihuana es una de las mayores complicaciones cuando no se tienen los medios adecuados para extraer y ventilar la plantación. Es primordial contar con un buen sistema de ventilación, extracción e interacción que permita una óptima renovación del aire viciado.

Las bombillas de los focos desprenden mucho calor por sí mismas, sin contar el clima de la zona y la mala ventilación dentro del cultivo de interior. Esto puede hacer que toda la cosecha se acabe echando a perder por una sobre temperatura prolongada.

Durante el invierno se debe tener muy en cuenta la temperatura del aire exterior. Un truco para gastar menos electricidad es evitar que entre demasiado frío por el intractor. Simplemente tomando el aire de otra habitación de la casa solucionamos este problema.

Niveles óptimos de temperatura para cultivos de interior

Normalmente el rango de temperatura ideal para plantas de marihuana es entre 18ºC y 28ºC para no tener problemas de plagas o ralentización por frio. La temperatura no es la misma si trabajamos con un aporte de C2 en nuestro cultivo, ya que el Co2 obliga a subir hasta 34ºC para desarrollar todo su potencial.

Para realizar esquejes la temperatura del aire debe ser de 22ºC y las raíces un par de grados por encima (24ºC). Así potenciamos el crecimiento radicular y aceleramos el tiempo de enraizado.

Para germinar semillas una temperatura de 24ºC a 26ºC mejora el ratio de germinado. Por debajo de 22ºC las semillas abren demasiado lentas y si están demasiados días cerradas pueden pudrirse por dentro.

El agua en un cultivo aeropónico o hidropónico no debe pasar los 22ºC, siendo por experiencia propia 20ºC la temperatura ideal. Mantener esta temperatura del tanque nutritivo es difícil en salas donde el aire está a 26ºC o más. Para eso recomendamos comprar el enfriador de agua para acuarios.

 

Calefactores para cultivo de interior e invernaderos de marihuana.

No toda la preocupación está en refrigerar bien el armario de cultivo para evitar problemas. El frío también puede ser letal. Con baja temperatura se ralentiza tanto el crecimiento como la floración, incluso puede causar daños irreversibles a las plantas de marihuana y la proliferación masiva de plagas.

Los mejores calefactores son los cerámicos con sonda de temperatura incorporada. Suelen ser analógicos para que reinicien automáticamente después de un corte de luz. Independientemente del modelo, la potencia más estándar es 2000W. No necesitamos calentar mucho, solo mantener una temperatura mínima.

En un armario de cultivo o sala nunca se debe utilizar calefactores halógenos ya que emiten una luz que rompe el ciclo de oscuridad necesario para la floración de las plantas de cannabis.

¿Cómo controlar la humedad y la temperatura de mi sala de cultivo?

Aparte de los extractores y calefactores para bajar y subir la temperatura necesitamos aparatos que controlen estos parámetros de forma automática o simplemente que nos indique en que parámetros estamos trabajando.

Como mínimo necesitas comprar un termo higrómetro para cultivo y así conocer la temperatura máxima y mínima para tomar medidas si fuera necesario.

Para un mayor control existen termostatos digitales que se programan a una temperatura específica y se encargan de apagar y encender automáticamente la calefacción.

Dentro de los mini invernaderos de germinación o esquejado los cultivadores suelen usar el típico termómetro de acuario, es barato y es suficiente para llevar el control.