Un husky siberiano termina totalmente colocado tras comerse por accidente unas galletas de marihuana que su dueño tenía mal guardadas en una bolsa. Tras el susto, el dueño decidió subir el vídeo a las redes sociales tras asegurarse de que el perro estaba bien, tened en cuenta que los efectos de las drogas en animales son mucho más potentes.

Tony Costa, el dueño del perro, vio que su animal se comportaba de una manera muyyyy extraña y no tardo en darse cuenta de lo que le pasaba. Costa llamó al veterinario y este le aconsejó esperar a que se le pasaran los efectos de la marihuana. Tras 20 horas, el perro terminó con ‘su viaje’ y se recuperó totalmente.

En el vídeo aparece el perro totalmente ido, sufriendo un gran mareo y sin ser capaz de controlar su propia lengua. Por suerte, la experiencia con las drogas del can acabó bien.

3 Comentarios

  1. El dueño hizo lo que debía. Y se nota que es joven el perro, no creo que llegue al año. Yo tengo un setter de año y medio y con cuatro meses, todo lo tienen que chupar, morder y romper, se comió media bellota de hachís. Me costó la noche con el veterinario y muchas risas. Impresiona por que impresiona, pero yo rapido me di cuenta de lo que pasaba. El dueño de este perro si hubiera pasado de el, ni había estado con él ni había llamado al veterinario. Un accidente es un accidente.

Dejar respuesta