Cortar, secar y envasar

El cultivo no acaba con el corte de nuestras flores. La cánnabis sativa es como el jamón. Si no se cura es jamón de York pero si se seca y se cura adecuadamente se convierte en jamón serrano.

Secar y Envasar Marihuana

Los pasos que hay que seguir para un buen secado y curado de marihuana son los siguientes:

MANICURADO:

Cortamos las hojas de las ...

El cultivo no acaba con el corte de nuestras flores. La cánnabis sativa es como el jamón. Si no se cura es jamón de York pero si se seca y se cura adecuadamente se convierte en jamón serrano.

Secar y Envasar Marihuana

Los pasos que hay que seguir para un buen secado y curado de marihuana son los siguientes:

MANICURADO:

Cortamos las hojas de las plantas, dejando sólo las pequeñas resinosas de alrededor de las flores. Debemos hacerlo cuando la planta aún está hidratada, es decir el mismo día que se corta o en sus últimos días de vida.

SECADO:

Con la planta limpia de hojas, se cuelga en un lugar seco, fresco y oscuro. Muy útil para este cometido las mallas de secado de varios pisos. Recuerda que una ventilación mínima es más que sufiente.

CURADO:

Colocamos la marihuana en cajas de cartón o madera sin barnizar, tapadas. Importante remover suavemente la hierba cada 2-3 dias para su correcto curado. Al principio parecerá más húmeda que antes, ya que el curado extrae del núcleo del cogollo la humedad. Este proceso dura entre 15 y 30 dias, pero no lo daremos por concluido si la marihuana no esta crujiente. 

ENVASADO:

Lo más indicado es usar botes o frascos grandes de vidrio con cierre hermético. Los cogollos envasados al vacío se conservan igual de frescos y sabrosos que el primer día incluso durante años.

Más

Cortar, secar y envasar  No hay productos en esta categoría.

Subcategorías

  • Corte y poda

    Para deshojar bien nuestras plantas, cortamos las hojas dejando sólo las pequeñas resinosas de alrededor de las flores. Debemos hacerlo cuando la planta aún está hidratada, es decir el mismo día que se corta o en sus últimos días de vida.

  • Secado y extracción

    Una vez la marihuana ha madurado llega el momento de la cosecha y secado. Esta es una fase muy importante en la que un mal paso puede dar al traste con todo el trabajo. Disponemos de máquinas de manicurado con las que se ahorra mucho tiempo el día de la cosecha, y el acabado de las flores queda muy homogéneo. También os ofrecemos mallas verticales para garantizar un buen aireamiento de la yerba durante el secado. Una vez seca, existen diferentes tamices y máquinas para la extracción del polen, tanto en húmedo como en seco.

  • Envasado

    Lo más indicado es usar botes o frascos grandes de vidrio con cierre hermético. Los cogollos envasados al vacío se conservan igual de frescos y sabrosos que el primer día incluso durante años.